niño-cocinando

Jugar con los niños en la cocina

Uncategorized

Ahora que, por desgracia nos ha tocado vivir esta situación de crisis con el COVID-19, permanecemos días enteros en casa con los niños sin poder salir.

Para los más pequeños, poder salir a jugar a la calle es una de sus actividades preferidas, pero estando en casa, todo se complica. 

Los padres deben ayudar a los pequeños a realizar las tareas del cole y jugar con ellos, encontrando la diversión en cada pequeño detalle.

Es por eso, que algo tan simple como que un niño nos ayude en la cocina, puede convertirse en un juego para ellos. 

La cocina como entretenimiento

A los niños les encanta «ayudar» en la cocina (aunque quizás a veces más de lo deseado), no obstante es importante fomentar este hábito.

Estar entusiasmado por trabajar en la cocina es una buena cualidad para cualquier pequeño, pues favorece su creatividad.

Es muy divertido pasar el tiempo con tus hijos para cocinar en la cocina. Puedes pedirles que preparen su comida favorita para que se entusiasmen al hacerlo. 

Llevar a tus hijos a la cocina para que cocinen contigo sin duda es mejor que dejarlos delante del televisor.

Cocinar con sus padres y pasar tiempo con ellos haciendo cosas les hace feliz y les enriquece infinitamente más. 

Pero ten en cuenta que no va a ser nada fácil. La cocina se ensuciará, lo revolverán todo y se pueden manchar hasta las cejas.

Así que, cuando le pidas a tus hijos que te ayuden a cocinar, cocinen contigo, prepara ropa vieja o dales un pequeño delantal para que se tengan libertad.

Además también puedes involucrarlos en la planificación de la comida y la compra en el supermercado.

Intenta enseñarles habilidades para que experimenten algo nuevo cada vez que les pidas que cocinen contigo en la cocina.

Pautas para trabajar con niños en la cocina

Anima e involucra a los niños en el trabajo de la cocina. 

Dales tareas sencillas para hacer, dependiendo de su edad. Poner la mesa, mezclar los ingredientes y lavar los alimentos, como la fruta o verdura, utilizar el colador, etc. son tareas que hasta los niños de preescolar pueden hacer.

Puede llevar un poco más de tiempo y paciencia compartir la cocina con los pequeños, pero las risas compensarán con creces un poco de harina en el suelo.

En Gastroproject diseñamos desde cero tu cocina, la adaptamos a tus necesidades y a las de tu familia, para que experiencias como las de cocinar con los más pequeños sea de lo más enriquecedora.

Dale opciones a los niños

¿Quieres limpiar la lechuga o medir el azúcar? O ¿Quieres batir los huevos? Son algunas de las preguntas que podrías hacerles, propuestas que a priori no son nada emocionantes, pero si consigues que suenen interesantes, lo harán con muchas ganas. 

Debemos hacerles saber que este es un trabajo especial sólo para ellos.

Prepara algo que a ellos les guste comer

Si luego pueden disfrutar con lo que ellos mismos han ayudado a cocinar, será una experiencia redonda. 

Siguiendo estas sugerencias tendrás ayuda en la cocina y quién sabe si incluso ¡jóvenes promesas de la cocina!. Muchos grandes cocineros atribuyen su habilidad e interés en la cocina a sus primeros años, cuando se les animaba a ayudar a sus padres u otros adultos a preparar la comida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *